Sin categoría

Ríe unas 40 veces al día.

Todo empezó con un acné que me empezó a salir en la barbilla, algo dentro de mí estaba saliendo a través de mi piel, y yo estaba perdiendo el control.

Dentro de mi desesperación, decidí atenderme con un médico japonés que aplica medicina oriental.

Muy simpático el doctor, me miró y me dijo «cual es el problema?» Yo con mi cara sorprendida le dije, «pues esto que traigo en la cara.»

Mmmm.. pensó, «comió marisco?», me preguntó. ~ si le respondí. Me acordé de la langosta en Rosarito Tijuana.

«Bueno, envenenada», dijo. Yo me quede con cara de what?

Después me pasó a la camilla, y empezó a hacer lo suyo.

En algunos puntos que me presionaba sentía como si fuese fuego quemándome, en otros agujas y en unos sentía como si una válvula fuese liberado la presión.

Cuando terminó de torturar me con agujas, moxa y más presión, me quedé dormida profundamente por segundos y luego regresaba.

Cómo se siente?, dijo. ~ bastante liberada pensé.

«Muy bien, sus riñones cansados, su páncreas cansado, su corazón cansado.. tiene muy bajo su QI. «, fueron sus palabras.

En ese momento no sabía si llorar, o que.

También dijo:»cambiar alimentos. No proteínas, no azúcares, no harinas. La primer medicina es la comida.»

~»Uchatelasss con mi vida» pensé.

3 semanas de tratamiento oriental déjame decirte que puede hacer cosas rarísimas en uno. Pasas de la risa, al dolor, del dolor a la tristeza, de la tristeza, al enojo, literalmente se puede poner uno BIPOLAR. Lo lamento por aquellos que han padecido mis transformaciones.

Hoy tuve la tercer terapia y el doctor japonés me dijo » Va bien, dolor e bueno, felichidades, está viva. Debe reír 40 veces al día, el corazón muy triste.»

A la madre!!!! 40 veces, pues si yo me río todo el día. Cómo que mi corazón está triste? Pensé, y pensé y pensé, hasta que vi la película de mi vida.

Sí, de niña fuí sería, tímida, rígida. Luego me hice perfeccionista, y más rígida.

Eso de hacer bromas, de reírse de los errores, y de hacer juegos, no era algo correcto en mi educación infantil. Luego crecí y me quedé con injusticias, con resentimiento, con amarguras. Y tampoco reí muchos años.

Hoy, que me siento más feliz, me dicen que el corazón está triste y que debo reír. Pues claro, solo llevo aprendiendo a reírme como 6 años de mi vida.

Ahora mi tarea es reír 40 veces al día, uff.

Hazte un favor a ti y a los tuyos, RÍAN!! Si te sale algo bien, hazlo ríete. Si te sale mal, RÍETE.

Juega, disfruta, goza, por qué eso también hay que aprender a hacer.

Y más vale empezar desde pequeños, para que TU CORAZÓN este FELIZ desde siempre.

SER FELIZ es algo que debemos de ELEGIR. La misma cantidad de energía que inviertes es SUFRIR, es la misma cantidad que requieres para ser FELIZ, solo que un día tu cuerpo te pasa la factura.

10 Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: